Las autolesiones emocionales pueden ser imperceptibles para la mayoría de la gente, pero no por ello son menos importantes. Hay una serie de aspectos que conviene que tengas en cuenta para que no sufras. Este artículo enumera las situaciones más frecuentes y te da claves para superarlas. Finalmente, te explicaremos de qué manera Emocodificación te puede ayudar.

Las autolesiones emocionales, cómo se dan

Las autolesiones emocionales son, en realidad, un bucle negativo en el que entramos y que se reproduce. Un aspecto importante es que la persona no tiene por qué ser consciente de la dinámica negativa que se ha generado.

Por ejemplo, es posible que alguien haya tenido una experiencia traumática y la reproduzca en su mente. Decirse a sí mismo “no valgo”, “no puedo” o “no lo conseguiré” es una forma de autolesión emocional común. Cuanto más antigua sea la experiencia traumática negativa, más difícil será reconocerla. Es importante, pues, tener en cuenta el punto de partida.

Un segundo aspecto, que convendría no soslayar, es el de los patrones de conducta erróneos. Es conveniente que las personas se relacionen de manera sana. Esto implica, por ejemplo, que algunos patrones de conducta que tenemos son tóxicos de por sí y, aunque no nos demos cuenta, nos autosaboteamos. Este tipo de situaciones son comunes cuando hablamos de relaciones de pareja.

Cómo evitar el autosabotaje

Lo primero para evitar una dinámica de autosabotaje es tomar consciencia de las situaciones. Este punto es fundamental para que no tengas problemas y puedas dar un paso hacia delante.  La persona que no conoce estará dando palos de ciego y, evidentemente, eso es un problema.

En segundo lugar, una vez que tomas consciencia de la situación, tienes que tomar medidas para no repetirla. Ahora que ya sabes lo que no te gusta, ¿por qué no buscar alguna alternativa? Esto, a la larga, resultará mucho más útil para ti. El principal problema suele estar en el reto que supone salir de la zona de confort. Parece mentira, pero las personas se acostumbran, incluso, a estar mal. Ahora bien, tú puedes y debes hacer por cambiar este tipo de situaciones.

La buena noticia es que los seres humanos tenemos un poder de regeneración que desconocemos. Este aspecto es importante para evitar problemas y, a la larga, va a redundar en nuestra salud. Las personas con buena salud psicológica y emocional son, precisamente, las que ven las soluciones y quieren cambiar.

Conclusión

Las autolesiones emocionales son uno de los frenos más importantes que tenemos para avanzar. No ha de extrañar, pues, que trabajemos para minimizarlas y eliminar sus efectos. El objetivo es claro, que hagamos aquello que nos propongamos para conseguir nuestros objetivos. Lo cierto es que las heridas se pueden sanar, siempre y cuando las identifiquemos y tengamos voluntad.

Emocodificación es una metodología que contribuye a tu sanación, sobre todo porque permite que te conozcas mejor a ti mismo. Contáctanos si tienes interés en que te ayudemos. Esto es algo que, a la larga, vas a agradecer.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!