Las personas tienen luz y oscuridad en su interior. Esta concepción, que tiene distintas formulaciones según la tradición cultural, es básica para entender por qué actuamos como actuamos. Buscar la parte oscura tiene sentido porque, así, podrás encontrarte mejor.

Cómo puedes buscar la parte oscura

Uno de los problemas recurrentes de las personas es que rehuyen su parte oscura. Cuando esto sucede, tienden a acumular rabia y resentimiento, aunque de cara al exterior parezcan felices.

La descompensación emocional es uno de los aspectos más negativos que existen. Esto nos hace imprevisibles, en el peor sentido de la palabra, y personas con las que es difícil convivir. El resultado es que empeora nuestra calidad de vida. La paradoja aparente es que las personas que más brillan hacia fuera suelen ser difíciles cara adentro. 

Rehuir la parte oscura tiene una razón de ser y es una actitud muy humana. No en vano, a nadie le gusta reconocer que puede ser malo para los demás. Aunque todos han tenido o tienen pensamientos negativos, es conveniente señalar que es mucho más difícil asumirlos como una parte más de nosotros.

La compresión de nuestra parte oscura y su integración es fundamental para ser felices. Aceptar que somos personas con dos polaridades es un trabajo importante, pero compensará a largo plazo. 

Consejos para encontrar la parte oscura

Hay una serie de aspectos fundamentales para que puedas encontrar tu parte oscura si no lo has hecho antes. En primer lugar, y esto es imprescindible, no la tienes que reprimir. Sabemos que puede ser complicado, pero es un paso previo para que eso se transmute en luz. 

Hay personas que pueden decir “tengo miedo de expresar esa parte oscura de forma explosiva”. En ese caso, es conveniente que busques un espacio seguro donde expresarte. Este lugar puede ser una consulta terapéutica o, también, un emplazamiento silencioso y tranquilo. 

Otra cuestión importante es que tengas la seguridad de que esta expresión es, en el fondo, positiva. Uno de los problemas con los que te puedes encontrar es que no encuentras sentido a expresar rabia o malos pensamientos. Lo que sucede es que, si no lo haces, esas emociones se estancan y, a la larga, son peores. 

Finalmente, has de tener presente que esa parte aparentemente mala que surge es, en realidad, tu reverso. Tiene mucho que decirte de ti y, por lo tanto, deberías mimarla y cuidarla.

Conclusión

Lo cierto es que hoy son muchas las oportunidades prácticas para expandirse. Eso sí, la aceptación de que somos luz y oscuridad es fundamental para ser más felices. Cuando entiendas esto, verás cómo tu parte oscura es cada vez más pequeña y tu parte luminosa no para de crecer. 

Ahora que ya sabes cómo puedes buscar la parte oscura que está en ti para que surja la luz, quieres mejorar tus capacidades de relación con los demás y sentirte mejor contigo mismo. Emocodificación te ofrece una metodología práctica y holística para conseguirlo. ¿Quieres saber más? No dejes de contactarnos para pedir más información. 

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!