Los adultos no recordamos, por lo general, lo que pensábamos cuando éramos bebés. Y eso es normal, puesto que hasta los 6 años estamos conformando las conexiones neuronales de nuestro cerebro. ¿Quieres saber cómo piensan los bebés? Sigue leyendo…

Cómo piensan los bebes: principales características

Lo primero que has de tener presente es que los bebés están en un proceso de descubrimiento. Hasta los 3 años, se desarrollarán el 90 % de sus conexiones neuronales, que llegarán al 100 % a los 6. Esto supone conocer, asumir e interiorizar determinadas cuestiones.

Aunque el pensamiento del bebé es progresivo, sí hay una serie de elementos que tienes que conocer para no llevarte sorpresas:

Desarrollo físico y cognitivo paralelo

El bebé toma conciencia de sus capacidades a medida que es capaz de levantarse o de conocer su entorno. Esta es la razón por la que, por ejemplo, ambos desarrollos, físico y cognitivo, van en paralelo. El retraso en uno puede afectar al otro, sobre todo hasta los tres años.

Ponerse en pie es un elemento importante porque, como en otros mamíferos, expande los horizontes. De lo contrario, el campo de acción sería muy reducido y eso, evidentemente, reduce las posibilidades cognitivas.

Desarrollo de asociaciones

Los bebés tienen una primera fase similar, en cierta forma, a la de los animales. Realizan asociaciones entre aquello que les gusta y aquello que no a partir de los 6 meses. Cuando cumplen un año y empiezan a hablar, pueden diferenciar bien los conceptos y, evidentemente, buscarán reproducir lo que les guste.

La función de los padres o cuidadores es fundamental durante esta fase. No en vano, se trata de poner límites con criterio, lo que redundará positivamente en su socialización posterior. Es imprescindible que, durante esta fase, la presencia de los progenitores sea constante.

Desarrollo de pensamiento complejo tardío

Es importante señalar que un niño solo puede responder a preguntas algo complejas a partir de los 4 o 5 años. Esto es, que los bebés, aun cuando sepan hablar, lo que hacen es identificar un objeto, persona o animal con una palabra. Y ojo, si no se les enseña un lenguaje, lo harán con onomatopeyas.

La enseñanza puede hacer mucho por espolear estas cualidades, siempre dentro de parámetros lógicos. Esta es la razón por la que la escolarización a partir de los 3 años se considera obligatoria. No en vano, lo que se busca es avanzar fases.

Conclusión

Lo cierto es que los seres humanos tenemos capacidad para aprender durante toda la vida. Ahora bien, es en la infancia, pero sobre todo hasta los 3 o 4 años, cuando realizamos el salto cognitivo cualitativo más importante de la vida. Es por ello que convendrá que, durante esta época, los pequeños cuenten con el apoyo de sus padres.

Conocer cómo piensan los bebés es sumamente importante para poder ayudarles en su desarrollo y monitorizar algún retraso. ¿Tienes hijos y te ves o te has visto en esta experiencia? Cuéntanos tu opinión. En Emocodificación nos interesa saber qué piensas.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!