Las personas se enamoran en distintas etapas de su vida. El amor a partir de los 50 años tienen unas características especiales. En Emocodificación queremos que las conozcas mejor. Tener información siempre es positivo.

El amor a partir de los 50, o cómo funcionan las relaciones de pareja

Una de las características de enamorarse a partir de los 50 años es el conocimiento previo. Las personas han tenido la oportunidad de vivir en el pasado momentos de pasión y otro tipo de vínculos. En consecuencia, no se ven de nuevas ante estas situaciones.

El segundo aspecto que conviene señalar es que se da mucha más importancia a la compatibilidad de caracteres. No es que la sexualidad no sea importante, pero sí es cierto que no lo es en el mismo grado que en la juventud.

La mayoría de las veces, quien busca una relación de pareja a esta edad necesita un compañero o compañera. Se trata de disfrutar del tiempo juntos y de hacer cosas que nos hagan sentir bien. Cuando lo enfocamos por ahí, estas relaciones suelen ser más satisfactorias.

¿Qué no deberíamos hacer si queremos tener una relación de pareja durante la madurez?

Las relaciones de pareja durante la madurez tienen una serie de riesgos, sobre todo en cuanto a gestión de expectativas. Es conveniente que hagas todo lo posible por evitar los siguientes errores:

1. No proyectes tus relaciones pasadas

Sabemos que este es un riesgo y que es un error fácil de cometer, pero convendría evitarlo. La persona con la que has empezado a salir es única e irrepetible. Esto significa que, con sus defectos, merece que la trates como a alguien distinto. No en vano, así favorecerás que la relación llegue a donde tenga que llegar.

Uno de los problemas es que las personas, a esta edad, ya han tenido experiencias de relaciones dolorosas. Es bueno tener una cierta cautela, pero ni cierres la puerta. No hay que ser injustos y la experiencia ha de servir para crecer, no para estancarse.

2. Autoengañarse

El autoengaño es una actitud poco recomendable en cualquier faceta de la vida. Ahora bien, cuando hablamos de relaciones amorosas, acaba siendo letal. A estas alturas el tiempo no sobra y, por lo tanto, cada parte ha de ser honesta e indicar a dónde quiere llegar o qué desea. Si hay desacuerdo, no perderemos el tiempo y podremos dirigirnos a otros objetivos.

El amor a partir de los 50 puede ser muy bonito, pero siempre que sepamos a dónde ir. No en vano, estas situaciones pueden resultar altamente frustrantes. Es bueno no autoengañarse para no perder el tiempo y hacer aquello que realmente nos ayuda.

Conclusión

Las historias de amor en la madurez son una posibilidad para recuperar el tiempo perdido. Eso sí, conviene que seamos honestos con nosotros mismos y que la otra persona también lo sea. La asertividad es una herramienta que nos ayudará a decidirnos y a poner unos límites. En Emocodificación te podemos ayudar a que sanes tus viejas heridas y a alcanzar tus objetivos.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.