La actitud de escasez es, probablemente, uno de los mayores hándicaps a los que nos enfrentamos. ¿Quieres darle una vuelta a estas situaciones para ser más feliz? Hay alternativas, aquí te damos claves para generar abundancia desde una buena actitud.

Claves para generar abundancia: la actitud determina

¿Cuándo has pensado “no puedo” “no seré capaz” o “no me va a llegar”? Seguro que muchas veces. Pues bien, que sepas que este ruido es tu principal enemigo.

Sí, la crisis económica llega a todos y los aspectos del entorno influyen. No lo vamos a negar porque es una obviedad. Sin embargo, las crisis pueden ser un momento perfecto para apretar los dientes y sacar lo mejor que tenemos. Una de las premisas básicas es no resignarse ante las adversidades. A fin de cuentas, si existe la resiliencia es, precisamente, porque muchos han sido capaces de salir adelante en situaciones muy, pero que muy complicadas.

Eso sí, nada de lo que decimos va en contra de la necesidad de accionar y de hacerte responsable de tu futuro. Pensar en abundancia sin hacer nada puede tener un efecto placebo momentáneo, pero no va a solucionar tus problemas. Se trata, pues, de buscar alternativas para que seas más feliz y vivas mejor.

Ahora bien, ¿cómo le damos la vuelta a la situación para generar abundancia? Toma nota, que esto te puede ayudar mucho:

1.      Evita el pensamiento “no tengo”

El pensamiento de “no tengo” te limita porque envía al universo una determinada frecuencia. Y, si no crees demasiado en las energías, sí deberías creer en los estudios que hay sobre la profecía autocumplida. La idea es que, si pensamos en negativo, tenemos más posibilidades de vivir, efectivamente, situaciones negativas.

2.      Piensa y actúa desde una posición de abundancia

El pensamiento sobre una posición de abundancia es fundamental, pero esto hay que explicarlo bien. No se trata de que pienses que haciendo “X” conseguirás “Y” porque, si es así, tienes muchos números de que te acabe faltando. Más bien, deberías pensar en que te va a sobrar porque vas a conseguir más. Si no te limitas, será más fácil obtener lo que te propongas.

3.      Dale a las cosas el valor que tienen, ni más ni menos

Cuando nos referimos a darle a las cosas el valor que tienen, significa que no nos obsesionemos, ni para bien ni para mal. Convendremos en que no es bueno estar obsesionado con el dinero, pero tampoco despreocuparse por completo. Ambas actitudes son poco recomendables y, por lo tanto, estará bien que te puedas ubicar en un justo punto medio. Esto, a la larga, te hará más feliz.

Conclusión

Como puedes ver, generar abundancia es, ante todo, una cuestión de actitud. Y no se trata solo de lo que hagas, sino también de lo que piensas. ¿Sientes que tienes la tendencia a autosabotearte y no sabes cómo darle solución? Quizás sea bueno escuchar otro punto de vista. En Emocodificación ofrecemos sesiones de coaching para que puedas mejorar y sacar lo mejor de ti.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!