Hace poco escuché decir a un expresidente del Gobierno que los amigos no se eligen, pero los enemigos sí. Más allá de esa valoración, es indudable que hay personas que nos caen bien y que nos caen mal, y la mayoría de las veces no podemos decir el por qué. Este artículo te ayudará a entender mejor por qué hay gente que nos cae mal

Por qué la gente nos cae mal, mecanismos psicológicos

Seguro que muchas veces, sin mediar palabra, has coincidido en una reunión o local con una persona que te ha caído mal. No le has hecho nada, no te ha hecho nada, incluso ha sonreído de forma cordial, pero te da mala espina.

Si esto es así, no hay que preocuparse porque no eres, en absoluto, un bicho raro. Lo cierto es que los motivos que nos crean aversión a una persona que no conocemos pueden ser varios. La psicología ha estudiado esta cuestión y sí se pueden inferir unas razones. 

Hay que decir que, muchas veces, una persona no te caerá bien nunca, probablemente. Sin embargo, hay casos en las que esta situación da la vuelta y esto sucede porque, probablemente, el problema lo tenías tú, no el otro. Es bueno que tengas esta humildad para identificarlo. 

El siguiente listado de factores te ayudará para saber qué es lo que puedes hacer:

1. Rehuir el contacto visual

Una persona que rehuya el contacto visual no genera confianza y eso facilita que nos caiga mal. Aunque el interlocutor puede simplemente ser tímido, pensaremos que nos está ocultando algo. No en vano, más del 70 % del mensaje de otro se crea a partir de la comunicación no verbal. 

2. Feeling

En ocasiones, una persona cae mal porque tiene un carácter o filosofía de vida muy distinta a nosotros, y se nota desde el principio. De la misma manera que la amistad se da por puntos en común, la enemistad o te caiga mal alguien se da por grandes divergencias. 

3. Sistema de supervivencia

El cerebro se activa rápidamente cuando capta algo o alguien que le desagrada, puesto que es un mecanismo de supervivencia. Aunque este sistema no es infalible, es bueno que le hagas caso. Si alguien de primeras no te cae bien, intenta alejarte de él lo que puedas. 

4. Miedo a lo desconocido

Lo que desconocemos nos causa rechazo. Es posible que tengamos delante a una buena persona pero si hay algo que nos rompe los esquemas, probablemente rechacemos. Este sí es un caso en el que nos tenemos que preguntar si hay una aversión real o si, en realidad, se trata únicamente de desconocimiento. 

5. Proyecta algo que desearías

Imagina que no tienes dinero y conoces a un millonario, es mucho más común de lo que crees que te cause rechazo, sobre todo si lo que quieres es ganar más de lo que ganas. Lo mismo sucederá con un matrimonio de éxito si quieres tener pareja. En este caso, también te tienes que preguntar si el problema no lo tienes tú. 

Conclusión

Estos son algunos de los ejemplos de por qué hay gente que nos cae mal. ¿Quieres mejorar en tus relaciones con los demás y crees que te falta un punto? En Emocodificación te podemos ayudar a restañar viejas heridas.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!