Dicen que el tiempo es oro y, siendo verdad, hay algo aún más importante: gestionarlo. La persona que sabe gestionar bien su tiempo tiene más probabilidades de ser feliz y conseguir lo que se proponga. En este artículo te damos algunos detalles prácticos. Además, ejemplificamos cómo una gestión mala por defecto o por exceso es perjudicial. Finalmente, te diremos cómo desde Emocodificación y Sanación Genética te echamos una mano.

Procrastinar, un error de bulto

Hubo un tiempo en que, para desear algo, se decía “Dios proveerá”. Dicho de otra forma, la actitud contemplativa se convirtió en una seña de identidad de determinadas órdenes religiosas, como los franciscanos. Si se trata de meditar, es una posibilidad interesante que puedes aprovechar en tu favor.

Ahora bien, cuando se trata de cuestiones mundanas, quizás no es tan positiva esta actitud. La versión laica de esta filosofía es procrastinar, es decir, dejar para más adelante lo que puedes hacer ahora. Cuando hay condiciones objetivas para llevar a cabo un proyecto y es necesario, no se debería retrasar.

Aunque es cierto que hay cuestiones que tienen que madurar, hay que desconfiar de la actitud de aplazar todo siempre. El pretexto de esperar puede ser la excusa para no hacer nada nunca. Por lo tanto, es mejor que no nos hagamos trampas.

Precipitarse es perder el tiempo

La otra cara de la moneda la tenemos en la precipitación. Es evidente que, en ocasiones, es necesario tener un punto de audacia. Ahora bien, nunca deberíamos perder el norte de cuál es el objetivo final. De lo contrario, corremos el riesgo de perder mucho más tiempo del que queríamos ahorrar.

Por lo tanto, la impaciencia no es una buena consejera. La parte buena es que tenemos el convencimiento de que la mayoría de las personas valoran esta situación y, en el fondo, si se hacen la pregunta, saben si están en condiciones de afrontar el desafío que se proponen. Si no partes de esta base es posible que, como en el juego de la oca, tengas que empezar de cero.

Por esta razón, y si quieres aprovechar al máximo tu tiempo, te recomendamos que no te precipites. Ser audaz no implica ser un inconsciente, recuerda esto. A la larga, el diferencial de actuar con una cierta prudencia se va a notar.

Conclusión

Si quieres realizar una gestión inteligente de tu tiempo, el mejor consejo que te podemos dar es que seas honesto contigo mismo. No tienes que darle explicaciones a nadie, de manera que lo único necesario es que te preguntes si haces todo lo que está en tu mano. La respuesta servirá para saber si haces las cosas bien o tienes algún problema. No en vano, las personas solemos tener la respuesta pero la desconocemos.

En Emocodificación y Sanación Genética te podemos echar una mano para que tomes consciencia de la gestión que haces del tiempo. De esta manera, te resultará más sencillo tomar decisiones racionales y provechosas. Te animamos a que nos conozcas mejor para que te sea más fácil.

  • Uberto
    31/01/2019

    La optimalización del tiempo es una cosa crucial, da igual si se trata de nuestro tiempo laboral o para estudios, que los métodos para gestionarlo son iguales. Por ej. yo siempre uso metodología ágil como kanbantool. com/es que funciona basicamente como agenda kanban, pero además permite revisar nuestra actitud y analisar como hemos aprovechado el tiempo para encontrar las maneras de estudio más éxitosas.

    Reply

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.