¿Cómo gestionar el tiempo mejor?

gestionar el tiempo

Gestionar el tiempo es clave y, por desgracia, muchas veces no lo hacemos correctamente, lo que repercute para mal en nuestras vidas. ¿Quieres conocer por qué y cómo darle la vuelta a esta situación? No te preocupes, aquí te lo contamos.

¿Por qué gestionamos mal el tiempo?

Los motivos por los gestionamos mal el tiempo son varios, ya sea por falta de autoestima o por falta de consciencia. Por ejemplo, no darle al tiempo la importancia que tiene porque nosotros no nos sentimos importantes. Otra variable es la de no tener conciencia del tiempo que perdemos en pequeños gestos y que solo nos damos cuenta, paradójicamente, con el tiempo. Hemos desalineado mente y corazón, y eso se nota.

Una persona que sabe lo que quiere y que es asertiva sabe gestionar el tiempo mejor. O, como mínimo, si pierde el tiempo es de forma consciente, no por impedimentos inconscientes.

Estrategias para gestionar el tiempo mejor

Una gestión correcta del tiempo se tiene que entrenar, porque implica aprendizaje. Pero como nunca es tarde para aprender, puedes enfocarlo como un nuevo comienzo. En función de tus características personales, necesitarás más o menos entrenamiento, pero sí hay algunas cosas que puedes hacer al respecto:

1. Planifica tus actividades diarias

El orden pasa por saber qué tienes que hacer, cuándo y cuánto tiempo le vas a dedicar. Y, para eso, con independencia de cuál sea tu profesión, debes utilizar una agenda o planificador de tareas. Improvisar es muy poco recomendable, máxime cuando tienes que realizar varias tareas el mismo día.

2. Cumple con los compromisos que adquieras

Esto es una obviedad, pero no podemos dejar de decirlo: cumplir te da credibilidad, pero, sobre todo, te libera de obligaciones futuras. Salvo causa de fuerza mayor, cumplir un compromiso, con independencia de que este te dé o no dinero, es fundamental. Esto te permitirá gestionar el tiempo correctamente.

3. Pon límites a los demás

Es central dejar claro que tu tiempo lo gestionas tú, no los demás. Puedes hacer una excepción puntual si lo consideras importante, pero poner límites a los demás es fundamental. Los ladrones de tiempo acechan, de manera más o menos sutil, así que, mejor, mantenerlos a raya.

4. Aprovecha el tiempo que no dediques al ocio

El tiempo que no dediques al ocio y que te haya sobrado puedes aprovecharlo para otras cuestiones productivas. De esta manera, no tendrás la sensación de «no llegar» y lo más probable es que cuentes con un colchón para imprevistos.

5. Dale al tiempo el valor que tiene

Finalmente, recuerda que el tiempo es oro y que no estamos en la vida para perderlo. Si quieres relajarte, hazlo, pero como este es un recurso finito, adminístralo bien en tu día a día. En el momento en que te queda clara esta cuestión, es más fácil tomar decisiones.

¡Recupera la autoestima!

Gestionar el tiempo es mucho más sencillo si trabajamos con el binomio autoestima consciencia, cuyos conceptos están íntimamente relacionados. ¿Necesitas recuperar la autoestima para marcar tú los límites de tu vida? En Emocodificación te ayudo a conseguirlo. ¡Llámame y hablamos!