La abundancia es una actitud que hay que ejercitar para que esta venga a tu vida. ¿Piensas en cómo hacerlo para no quedarte atrás? Afortunadamente, hay maneras de darle una vuelta a las situaciones para bien. Sigue leyendo, porque esta información seguro que te interesará.

Pautas para multiplicar la abundancia en tu vida

Ser abundante es una actitud y hay que trabajarla todos los días. Esta es la principal diferencia y, si le queremos llamar, el “secreto” entre esta actitud y la escasez. Lo que sucede es que, para ello, hay que mantener una cierta disciplina. Con estos elementos debería ser suficiente:

Permítete avanzar y no te boicotees

Lo primero que has de hacer es desterrar de tu vocabulario una serie de palabras prohibidas. Estas son, por ejemplo, “no puedo” o “no soy capaz”. El objetivo es bien claro, no limitarte en ningún momento. La realidad ya lo hará, si se da el caso. Muchas veces somos nosotros los que nos boicoteamos, y eso no puede ser.

Sé ambicioso cuando te marques una meta

Tienes que marcarte objetivos ambiciosos. Y esto implica que sean objetivos para ti difíciles, pero no imposibles de cumplir. La mente funciona de una forma muy peculiar y, si eres poco ambicioso, tenderá a conformarse con menos. Recuerda que si estudias para sacar un 10, si te va mal te quedas con un 7  o un 8 pero que, si estudias para aprobar, si te va mal suspendes. Por eso tiene que ser un buen objetivo la consecución de un objetivo a medio o largo plazo de entidad.

Recuerda que lo que es adentro es afuera

Por otra parte, revisa tu lenguaje corporal y el vestir. No hablamos de que seas un soberbio ni de que vistas (necesariamente) ropa cara. Ahora bien, lo que sí es cierto es que este elemento es muy útil para sentirte mejor, proyectar abundancia y, con ello, éxito. Aunque no lo parezca, estos gestos cuentan y son determinantes.

Sé perseverante y no te rindas

Otra cuestión relacionada con el éxito es la perseverancia. El mundo está lleno de personas inconstantes que han dejado un gran proyecto a medio hacer. Tú has de intentar que esto no te suceda a ti y establecerte un plan de consecución de objetivos que vas a seguir.

Y, sobre todo, hay una pauta que nunca deberías de dejar de seguir en la vida: ver el vaso medio lleno y no medio vacío. Si no permites que la frustración anegue tu vida, te resultará mucho más sencillo lograr aquello que te propongas. Vale la pena hacerlo.

Conclusión

La mentalidad de abundancia es fundamental para que se alcancen las metas. Y no ha de extrañar que a estas actitudes se les dé una importancia capital, porque la tienen. Hoy tienes formas de no quedarte atrás y alcanzar tus retos. En Emocodificación te podemos ayudar a darle un cambio a tu vida para que obtengas todo aquello que te propongas. Contáctanos si estás interesado en recibir más información de cómo ayudarte.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!