Vivir en pareja es un sueño para millones de personas pero, no hay que olvidar, este vínculo también implica responsabilidad. Las crisis en las relaciones de pareja son momentos difíciles y, en cualquier caso, constituyen una oportunidad. Te damos más detalle acerca de estas situaciones y cómo sobrellevarlas lo mejor posible.

¿Qué nos quieren decir las crisis en las relaciones de pareja?

En cualquier aspecto de la vida, cuando hay una crisis tenemos algo que aprender. Esto sucede también en las relaciones de pareja. La principal pregunta es si este aprendizaje se puede hacer o no con la misma persona.

Los motivos que desencadenan una crisis pueden ser varios pero la consecuencia principal es la falta de confianza. Esto puede deberse a una infidelidad, a la sensación de sentirse incomprendido, crisis existenciales o a hábitos nocivos de la otra persona o de nosotros mismos.

La falta de confianza puede deberse a unas expectativas poco realistas o a un mal objetivo. Por lo tanto, lo primero que debemos ver es hasta qué punto la decepción está justificada. Además, hay que ser lo suficientemente objetivos como para comprobar si la responsabilidad es nuestra, de la otra persona o de ambos. De esta manera, podemos valorar si la situación tiene remedio y, lo que es más importante, cuánto ha de poner de su parte cada uno.

En segundo lugar, es posible que, aun racionalizando, sintamos un vacío. Es importante recordar que un vínculo de pareja ha de ser auténtico porque, de lo contrario, nos estamos autoengañando. Muchas veces, es mejor romper en un determinado momento que mantener una situación del todo insatisfactoria.

Cómo rehacerse tras una crisis de pareja

Si quieres continuar con el vínculo de pareja porque vale la pena, es importante que las dos personas habléis con claridad. De esta manera, pondréis en común lo que sentís cada uno. Este punto es imprescindible para que podáis fortalecer el vínculo.

Por otra parte, hay que poner en práctica desde ya las nuevas medidas que se hayan acordado. No es un secreto que esto va a implicar un sacrificio pero, si vale la pena, lo normal es que se haga el esfuerzo. Como hemos dicho antes, es posible que una parte tenga que hacer más esfuerzos que la otra. Lo importante es que se alcance el objetivo que os habéis marcado.

Es verdad que, cuando se supera una crisis de pareja, la relación se fortalece. Ahora bien, no os hagáis trampas y no os guardéis rencor. Si sucede eso, más tarde o más temprano va a emerger de nuevo. Cuando se decide pasar página, hay que hacerlo de verdad.

Conclusión

Las crisis en las relaciones de pareja pueden suponer una catarsis y, en cualquier caso, una oportunidad de mejora. Incluso cuando supongan un fin, esto suele servir para regenerarse. Por este motivo, te animamos a que nos consultes si ves que necesitas un cambio y quieres conocerte mejor. También puedes realizar cursos que te permitirán ampliar tu formación. Siempre estás a tiempo de mejorar en tu proceso de desarrollo personal.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.