Los amigos tienen como característica principal el hecho de que no nos vienen dados. Más o menos, somos nosotros quienes elegimos a las personas con las que pasamos nuestro tiempo de ocio. Por lo tanto, conviene conocer las principales características de estas relaciones. Finalmente, te decimos de qué manera puedes cultivar amistades para ser más feliz.

Las relaciones de amigos: principales aspectos a tener en cuenta

Una relación de amistad parte de la premisa del afecto mutuo. Si no, estaremos hablando de otro tipo de relación. Este afecto no llega al punto del amor, pero por este mismo motivo convendrá recordar que estamos ante un vínculo especial.

En segundo lugar, es importante recordar que este vínculo está condicionado. No en vano, un amigo es aquel que nos trata bien y que nos respeta. Si vemos situaciones de humillación continuas, quizás nos tengamos que replantear la relación. El respeto es necesario siempre, y mucho más cuando se trata de una relación frecuente. Hay amistades que degeneran y que pueden introducir otras situaciones que se alejan del primer objetivo.

Finalmente, hemos de señalar que las amistades son dinámicas. Mucha gente tiende a quedarse estancada en un determinado momento. Justo por ese motivo, contamos con amigos en la infancia, en la adolescencia y en la edad adulta. No en vano, has de tener en cuenta que los intereses mutuos cambian, así como el nivel de maduración. Aunque existen las amistades para toda la vida, deberías tener en cuenta este aspecto para adecuar tus expectativas.

Cómo puedes cultivar amistades

Las personas que quieren cultivar amistades han de seguir unas determinadas pautas. La primera de ellas es socializar, porque de lo contrario se reducirán las posibilidades. Si bien es cierto que internet puede ayudar, a veces no es sustitutivo. Por lo tanto, te sugerimos que te apuntes a asociaciones o a que salgas por las noches.

En segundo lugar, has de ser asertivo. Saber decir que “no” te ayuda a tomar aquellas decisiones que deseas. Por este motivo, convendrá saber cuáles son las posibilidades a tu alcance. Vas a aprovechar muy bien tu tiempo y, seguro, notarás la diferencia. La asertividad es fundamental para que atraigas el tipo de relaciones que deseas en tu vida.

Finalmente, hemos de señalar que la amistad también conlleva una cierta responsabilidad. Algunas amistades se enfrían por desidia de una de las partes. Somos conscientes de que en ocasiones te falta tiempo, pero si una relación vale la pena, deberías hacer el esfuerzo.

Conclusión

Las amistades son fundamentales para ser feliz. No en vano, los seres humanos somos sociales. De ahí que nos convenga cultivar estas relaciones y mantenerlas si las tenemos. A la larga, las personas con varias amistades son más felices y autónomas.

Los amigos son importantes porque nos ayudan a estar mejor en momentos difíciles. Te convendrá tener en cuenta las características de este tipo de relaciones y cómo cultivarlas. En Emocodificación te echamos una mano para que la amistad sea una manera de mejorar tu día a día.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.