Estamos programados para hacer, hacer y hacer sin parar. Y, aunque parezca simple, muchas personas están desubicadas cuando descansan y no hacen nada. Aquí explicamos qué entendemos nosotros como arte de no hacer nada y sus ventajas.

No hacer nada no tiene por qué ser malo: 5 motivos para no fustigarte

El ser humano tiende al caos si está ocioso permanentemente, es cierto. Pero, aun asumiendo que la actividad es necesaria, la falta de ocio puede ser letal en varios aspectos, de ahí que no hacer nada sea bueno en determinados contextos.

La actividad es buena con carácter general, pero si hay algo que ya abominaban los antiguos era el exceso. Tan mal está la falta de actividad como el exceso de ella para nuestro cuerpo. Y el trabajo de encontrar el punto medio es tuyo. Dicho esto, hay 5 motivos importantes para no desdeñar el ocio.

1.      Descansas

El primer motivo para pararte y tener tiempo de ocio es el descanso, y no es menor. Piensa que la mayoría de la gente necesita parar para recargar pilas. No somos máquinas y necesitamos de vez en cuando parar. Piensa que hasta en los antiguos textos sagrados se da una importancia capital al descanso.

2.      Eres más productivo

Las personas que descansan y que tienen tiempo para sí son más productivas en todo lo que hacen. La razón es simple, se han dado tiempo y saben diferenciar los espacios, de manera que están más motivadas y centradas cuando trabajan. Eso, a la larga, repercute positivamente en su vida, de ahí que se le dé importancia capital.

3.      Encuentras sentido a tu vida

El riesgo de alienarse es real si solo estás trabajando o realizando tareas repetitivas Puede llegar el momento de que te preguntes ¿y yo qué hago a ti? El ocio te da ese espacio que necesitas para reflexionar y, en definitiva, para encontrar sentido a tu vida. A veces esto no es posible en tu trabajo, así que no está de más disponer de este espacio.

4.      Ganas en autoestima

Cuando una persona no hace nada por decisión y como forma de respetarse gana en autoestima. ¿Esto te parece extraño? No lo es en absoluto y tiene su sentido. Saber decir “no” o decirse “no” es una forma de madurar y esto hace sentir bien. Por lo tanto, no lo dejes y aplícalo siempre que puedas para madurar y crecer como ser humano.

5.      Reducirás el estrés y se fortalecerá tu sistema inmunológico

El descanso, cuando corresponde, contribuye a rebajar tus niveles de estrés y, en consecuencia, fortalecer tu sistema inmunológico. Este ya es un buen motivo para tomarte un paréntesis de vez en cuando, porque tu organismo lo agradecerá. Piensa que el proceso homeostático funciona mejor si de vez en cuando el organismo no va al límite

Conclusió

La capacidad de no hacer nada, cuando eso te sirve para mejorar, es positiva. ¿Te cuesta gestionar tu tiempo libre o no sabes disfrutar de él? Cuéntanos tu experiencia, en Emocodificación nos interesará conocerla.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!