Muchas personas desean vivir en una pareja feliz y estable, pero no saben cómo. La frustración de que relaciones sucesivas se malogren puede hacer pensar a algunos que no es posible. Es verdad que cada persona es única e irrepetible y, por lo tanto, tenemos pareceres distintos. Sin embargo, hay algunas claves que pueden favorecer una relación longeva y de calidad. Te explicamos cómo puedes lograr el objetivo.

Cómo construir una relación de pareja feliz y estable

No hay una varita mágica, pero si sigues las siguientes pautas, las opciones de alcanzar una relación de pareja feliz aumentarán. Son las siguientes:

1. No preciciparte

Lo primero que has de tener presente es no precipitarte al iniciar una relación de pareja. Uno de los problemas recurrentes es que las personas pueden querer buscar pareja por no estar solas. La inmensa mayoría de las veces que hay una relación de pareja bajo estas bases, acaban mal.

2. Elegir bien a la persona adecuada

Hay personas que pueden ser buenos amigos, pero parejas pésimas. Es importante saber diferenciar estas cuestiones o, como mínimo, pensarlo dos veces antes de asentar un vínculo. Muchas personas se dan cuenta a los 6 meses de que han elegido mal. La compatibilidad de caracteres es fundamental, así que no deberías descuidar este aspecto.

3. Asumir el compromiso que sientas

El problema de la falta de compromiso o de un compromiso diferente por parte de algún miembro de la pareja es también recurrente. Es importante que esta cuestión quede clara desde el principio para que no haya problemas. Si no deseas tener más que una amistad, tu obligación es decirlo desde el principio para no hacer daño.

4. Ser honesto

Las relaciones humanas tienen que fundamentarse en la honestidad y las de pareja no son una excepción. Un vínculo sano se construye a través de la sinceridad y del apoyo mutuo. Este elemento es fundamental para que, a la larga, no haya problemas insalvables.

5. Ser empático

No somos el centro del mundo y, a veces, es bueno que lo recordemos. La otra parte puede no pasar por una buena época y es conveniente que tengas la posibilidad de ponerte en su lugar y ayudarla. Eso sí, es imprescindible que la relación sea recíproca.

Conclusión

Una pareja feliz es aquella en la que hay complicidad, respeto mutuo y compatibilidad de caracteres. Si se cumplen todas estas premisas cuando inicias una relación, será más fácil que esta sea duradera.

Hay personas mejores y peores, sí, pero pregúntate si desde tu actitud puedes cambiar para mejorar. Este es un aspecto fundamental para que tus relaciones sean sanas y a largo plazo. Nadie te puede garantizar que una relación dure para siempre, pero sí puedes hacer para que esta sea sana, asertiva y efectivamente adulta. Es una pena que se malogren vínculos por inconsciencia o negligencia de una de las partes.

¿Te has preguntado cómo ser asertivo y tener la capacidad de establecer las relaciones que deseas? En Emocodificación te podemos ayudar a través de nuestras sesiones de coaching a mejorar.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.