Vaya por delante que, aunque tener pareja es bueno, hay muchas personas que viven solas sin sentir esa necesidad. Por lo tanto, no pretendemos cuestionar otras formas de vida. Dicho esto, muchas personas desean encontrar a su media naranja porque la consideran un complemento. Vamos a enumerar algunos motivos por los cuales puedes sentir que no la encuentras.

Motivos de no encontrar nuestra media naranja

La experiencia nos dice que los problemas para encontrar nuestra media naranja son varios. Aunque es cierto que una persona asertiva y con autoestima lo va a conseguir fácilmente y sabrá decir “no”, eso no siempre sucede. Por lo tanto, es bueno que tengas presente que la elección de una pareja equivocada tiene que ver con problemas internos. Si te limitas a echarle la culpa al tercero de todo lo que te sucede, quizás vuelvas a repetir el círculo vicioso.

En primer lugar, y aunque esto sea clásico, nunca hay que buscar desde la ansiedad o la necesidad. Las personas que se sienten solas suelen tener el problema de aferrarse al primer clavo ardiendo. Si esto sucede, las relaciones que crearán serán insatisfactorias y, en muchos casos, desequilibradas por principio. Conocemos demasiados casos de personas que siguen con su pareja porque no tienen nada mejor. Conformarse puede ser un gran problema a largo plazo.

El segundo motivo a tener en cuenta es la presión social que algunas personas reciben del entorno. Nadie ha de tener pareja si no lo siente así porque en su entorno le presionen. Afortunadamente, esto sucede cada vez menos, pero aún podemos encontrar algunos casos. En condiciones normales de crecimiento emocional, esto no supondrá un problema decisivo.

Por otra parte, hemos de indicar el temor a salir escaldados. Lo que sucede es que muchas personas han tenido malas experiencias y no quieren reproducirlas. Entonces, como medida preventiva, deciden poner un muro de distancia.

Finalmente, no podemos dejar de hacer mención al problema en habilidades sociales. Muchas personas van aprendiendo a lo largo de la vida, pero otras no. Si ves cosas que no te cuadran en una persona o que siempre eliges el mismo tipo de parejas de dependencia emocional o destructivas, es que quizás deberías pensarte dos veces las cosas.

La pareja como complemento para el crecimiento personal

En definitiva, si eres consciente de que la pareja es tu media naranja para el crecimiento personal, deberías tener presente que te mereces algo a la altura del cariño que te has de tener a ti mismo. La pareja nunca debe ser un tapón para otras carencias. Si tienes clara esta cuestión, será más fácil que encuentres en tu vida lo que estás buscando. Por otra parte, nunca hay que olvidar que en una pareja tú sigues siendo responsable de tu proceso de crecimiento personal. Si no entiendes esto, es probable que tengas problemas a largo plazo porque la pareja no te arreglará todo.

Por ese motivo, en Emocodificación y Sanación Genética podemos ayudarte a que sanes las viejas heridas y ganes en autoestima. Cuando te sientas seguro y con integridad psicoemocional, te resultará más fácil conseguir lo que te propongas, también en la pareja. Te animamos a que contactes con nosotros para liberarte de las ataduras emocionales que te impiden ser feliz.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.