La historia del Ser Humano es la de la lucha contra las limitaciones del medio. Solo así se ha conseguido evolucionar y mejorar porque nos hemos enfrentado a desafíos cada vez más difíciles. La pregunta es ¿cómo le puedo dar la vuelta a las situaciones complicadas? Hay maneras de hacerlo, así que no dejes de leer esta entrada porque te interesará.

Dale la vuelta a las situaciones complicadas

Hay un axioma básico que tienes que considerar ante una situación difícil y es tu capacidad objetiva para solucionarla. Ojo, no estamos hablando de que te resulte más o menos complicado sino, simplemente, de si puedes o no asumirla. En caso negativo, este es el momento de pedir ayuda o de abstenerte de seguir.

Supongamos que ya has concluido que tienes la capacidad de enfrentarte a la situación. Llegados a este punto, y aunque sea un tópico, la buena noticia es que estás ante una oportunidad. Si superas una situación complicada, saldrás fortalecido porque, en adelante, la podrás controlar con mayor soltura.

Ojo, no es nuestra intención banalizar las situaciones dramáticas. Pero sí es cierto que, por regla general, nos permiten crecer. En consecuencia, saber cómo sobreponerse es positivo por varias razones, sobre todo de cara al futuro.

En cualquier caso, sí hay una serie de aspectos que te ayudarán para darle la vuelta a la tortilla. Son los siguientes:

1. Planifica tus acciones

Es conveniente que tengas una idea de hacia dónde quieres llegar y cómo hacerlo. No en vano, pocas cosas son más frustrantes que malgastar la energía. Esto no quiere decir que no lo des todo, pero sí que lo hagas con cabeza. Esto es recomendable siempre que puedas, aunque quizás hay situaciones en las que no es posible.

2. Esfuérzate al máximo

Una vez que te propongas lograr un objetivo o sobreponerte a una situación difícil, has de esforzarte al máximo. Piensa que la mayoría de las personas tenemos una fortaleza superior a la que consideramos; simplemente, la desconocemos. Este es el motivo por el que te convendrá no buscar excusas cuando te hayas decidido.

3. Disfruta de los logros

Si logras tu objetivo, disfrútalo y, si no hay motivo para festejar, trátate con ternura. Algunas buenas opciones son una comida, un paseo o una velada en el cine, cualquier cosa que te guste o que te relaje. La idea es que puedas superar tensiones y estar abierto para nuevas etapas. Esto, a la larga, te ayudará.

Conclusión

La capacidad de darle la vuelta a las situaciones complicadas es fundamental en cualquier proceso de crecimiento personal. Las personas con resiliencia tienen más herramientas para lograr lo que desean y ser felices. Y qué duda cabe que esta cualidad se cultiva, entre otras cosas, superando situaciones difíciles. No está de más, pues, saber cómo enfrentarse a estos contextos.

¿Sientes que te estás limitando o que podrías conseguir más? En Emocodificación te podemos echar una mano. Impartimos sesiones de coaching emocional que te permitirán ir un paso más allá y redescubrir todo tu potencial.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!