Trabaja la motivación si quieres ser más feliz. Uno de los problemas recurrentes radica en que las personas hacen las cosas sin ganas y eso, a la larga, se nota. Al final, el objetivo es ser felices y, por lo tanto, vale la pena saber cómo alcanzar nuestras metas. ¿Quieres disponer de unas claves para cultivar mejor esa habilidad? En ese caso, sigue leyendo el artículo.

Trabaja la motivación y logra lo que te propongas

Lo ideal sería que todas las personas trabajaran en aquellos proyectos que les motivan. Sin embargo, sabemos que eso no siempre es posible. Ahora bien, tomar consciencia de esta situación no implica, en ningún caso, que tengamos que renunciar a tener objetivos.

Puede que estés en un trabajo que no te gusta, pero seguro que tienes una aspiración a medio o largo plazo. Llegados a ese punto, lo mejor que puedes hacer es utilizar esa imaginación para lograr lo que te propongas. Aunque parezca difícil, lo cierto es que lo es mucho menos de lo que parece.

Por otra parte, has de tener en cuenta que la motivación es esa gasolina extra que nos permite llegar a donde lo deseamos, sobre todo en momentos difíciles. Un truco es que te imagines cuál va a ser la meta, que la visualices y que notes cuál va a ser el estado de felicidad que alcanzarás en ese momento. Lo más probable es que te resulte mucho más fácil afrontar la situación.

Hay algo que quizás hemos olvidado, pero que no es baladí: todos los seres tenemos un propósito. Las personas que no lo encuentran tienden a verse arrojadas por la inercia. Sin embargo, cuando se logra visualizar qué es lo que deseamos en la vida, alcanzamos unas cuotas de energía que ni éramos capaces de imaginar.

En definitiva, tener una motivación, tener una ilusión, es algo más que simples ganas. Es, sobre todo, la idea de que puedes conseguir todo aquello que te propongas si le pones voluntad. Este es el motivo por el que se le da tanta importancia en el coaching y en otras disciplinas de crecimiento personal.

Conclusión

El imperativo “trabaja la motivación” va más allá de un proyecto concreto, puesto que tiene que ver con lo que queremos ser. Cuando logramos un objetivo o cuando sabemos que tenemos un propósito, todo se nos hace más fácil. Este es el motivo por el que conviene, y mucho, trabajar las habilidades.

Lo que sucede es que, a veces, necesitamos hacer el trabajo de reconexión. Recordar lo que somos, qué es lo que deseamos y, sobre todo, cuánto estamos dispuestos a hacer para lograrlo. Este proceso de redescubrimiento es importante y es ahí donde ayudamos a las personas a mejorar.

En Emocodificación te podemos ayudar a que cultives las ganas de hacer las cosas. Nuestra metodología va en la línea de contribuir a tu empoderamiento y, por ende, a tu felicidad y equilibrio personal. Contáctanos si estás interesado en saber más acerca de nuestro trabajo.

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!