Estos días empiezan las vacaciones de verano para millones de personas. Después de unos meses agitados, es indudable que nos acercamos a esta etapa de una forma distinta. ¿Cómo aprovecharla al máximo? Aquí te explicamos unas claves. 

Cómo sacarle partido a las vacaciones de verano

Es importante que recuerdes que las vacaciones son un momento de parón en el que tus rutinas cambian. Por lo tanto, las maneras que tienes de aprovechar este periodo son varias. Toma nota, que esto te va a interesar:

Disfruta de tus aficiones

Lo primero que hay que señalar es que las vacaciones son un periodo de expansión. Y esto significa que es el momento ideal para que hagas aquello que no puedes hacer el resto del año. Dar rienda suelta a tus aficiones es bueno y saludable. Practica deporte, lee, ve al cine, haz submarinismo o, simplemente, ve a tomar el sol. 

Haz balance y reordena cuestiones pendientes

Sin embargo, no te vamos a engañar: las vacaciones son un momento para recargar pilas, pero no solo. Es muy común que algunas relaciones de pareja se rompan después de la convivencia vacacional. Y esto, sin duda, se debe a que se están arrastrando situaciones negativas del pasado.

Las vacaciones, pues, son también un momento para confrontarte honestamente con tu situación personal. Y, por supuesto, para no ponerte excusas. El relax asociado a la falta de responsabilidades es idóneo para hacer ese balance con la necesaria claridad. Si haces bien este ejercicio y te tomas tu tiempo, probablemente veas que hay cosas que cambiar. 

Este es el momento para ver con frialdad qué puedes mejorar cuando llegue septiembre. Y lo más importante, de qué manera hacerlo para que te sirva para fortalecerte. 

Relájate

Finalmente, y aunque sea de perogrullo, hay que recordar que este es un tiempo para descansar. No tendría sentido que no aprovecharas las vacaciones para rebajar el estrés, así que esto nunca se tiene que perder de vista. En consecuencia, recuerda que esto no es una competición de ver cuántas cosas puedes hacer en el menor tiempo posible. 

Prepárate para establecer hábitos saludables

Sí, ya sabemos que el peor momento para empezar una dieta o hacer ejercicio son las vacaciones. Sin embargo, ¿por qué no intentarlo? Y si ahora no puedes, ¿por qué no establecer el propósito de empezar cuando vuelvas? Al fin y al cabo, no tienes nada que perder y mucho que ganar. 

Lo bueno de las vacaciones es que no tienes, a priori, ninguna presión. Por lo tanto, es una buena época para iniciar hábitos saludables

Conclusión

Las vacaciones de verano, por muchos motivos, son una época que te puede servir para tomar un nuevo impulso. ¿Estás en un momento de incertidumbre y no sabes por dónde tirar? ¿No eres capaz de disfrutar de tus días libres? Quizás este sea un aviso de que hay que cambiar actitudes.

En las sesiones de Emocodificación te podemos ayudar a dar con las claves para cambiar esos patrones de conducta. ¡Contáctanos si quieres más información acerca de nuestra metodología!

Dejar un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!